28 nov. 2008

28 de noviembre: Nace el Carmelo Descalzo Masculino


La reforma teresiana se dio con la ayuda de hombres y mujeres que tenían deseos de vivir en fidelidad el carisma de la Orden. En nuestro caso hablaremos de San Juan de la Cruz, ese jovencito de cuya fama se enteró la Santa Madre Teresa de Jesús que molestaba a algunos por sus deseos de ascetismo y rigor de vida religiosa. Junto a él la Santa da comienzo a la reforma del Carmen masculino que sucede en Duruelo, lugar situado en la parte más occidental de la provincia de Ávila.
Cuando Santa Teresa menciona este lugar dice: “lugarcillo de hartos pocos vecinos, que me parece no serían veinte” (F 13,2)
Fray Juan de la Cruz llega a Duruelo en compañía de un albañil, cuyo nombre no se conserva, nada más llegar se pusieron a trabajar en el acomodo y transformación de la casa en convento e iglesia o capillita. Más o menos se siguió el plano ideado por la Santa. La ornamentación de la casa era de singularidad: cruces y calaveras. Los labriegos estaban “muy contentos con la vecindad que les hacía el siervo del Señor y muy edificados de su santidad y doctrina que les enseñaba y daba”.


ORACION Y APOSTOLADO
En los dos meses que estuvo solo fray Juan, disfrutando ya de la soledad de Duruelo antes de la inauguración del convento, fue alternando el trabajo con la vida de oración y contemplación, y atendiendo apostólicamente a la gente que se acercaba por allí y saliendo también a los pueblos para confesar, predicar, catequizar, realizar celebraciones litúrgicas…

INAUGURACIÓN DEL CONVENTO
Por fin el primer convento de descalzos es inaugurado en Duruelo el 28 de noviembre de 1568, primer domingo de Adviento. La víspera han llegado seis religiosos carmelitas, entre ellos el provincial, fray Alonso González, quien celebra la misa. Luego puede oírse la voz de los tres religiosos de la reforma que pronuncian la siguiente fórmula:
“Nos, fray Antonio de Jesús, fray Juan de la Cruz y fray José de Cristo, comenzamos hoy, 28 de noviembre de 1568, a vivir la regla primitiva…”. Y firman los tres, es la primera vez que vemos el nombre de nuestro santo como lo conocemos hoy, como “fray Juan de la Cruz”.

VIDA EN DURUELO
Este pequeño grupito de frailes pasa la vida perdido en un lugar apartado de Castilla y entregado a una vida de penitencia y oración, frente a una Europa dividida por guerras. El pequeño monasterio de Duruelo atrae desde el primer momento la mirada de la gente.En marzo de 1569 Santa Teresa, pasa por el lugar y dice del mismo:
“Llegué una mañana: estaba el padre fray Antonio de Jesús barriendo la puerta de la Iglesia, con un rostro de alegría que tiene él siempre. Yo le dije: ‘¿Qué es esto mi padre? ¿Qué se ha hecho la honra?’ Díjome estas palabras, diciéndome el gran contento que tenía: ‘Yo maldigo el tiempo que la tuve'. Como entré en la iglesia, quedéme espantada de ver el espíritu que el Señor había puesto allí. Y no era yo sola, que dos mercaderes que habían venido de Medina hasta allí conmigo, que eran mis amigos, no hacían otra cosa sino llorar. Tenía tantas cruces, tantas calaveras! Nunca se me olvida una cruz pequeña de palo que tenía para el agua bendita, que tenía en ella pegada una imagen de papel con un Cristo, que parecía ponía más devoción que si fuera de cosa muy bien labrada. El coro era el desván, que por mitad estaba alto, que podían decir las horas; mas habíanse de abajar mucho para entrar y oír misa…”

La santa también nos dice algo sobre la actividad apostólica de los frailes de Duruelo:“Iban a predicar a muchos lugares que están por ahí comarcanos sin ninguna doctrina… Iban, como digo, a predicar legua y media, dos leguas, descalzos… y con harta nieve y frío…”
El testimonio de estos primeros frailes movía de tal manera a la gente que sentían estar entre santos.
Hoy damos gracias al Señor por concedernos el carisma teresiano-sanjuanista, por la osadía de nuestro santito, San Juan de la Cruz para dar comienzo a la obra maravillosa del Carmelo Descalzo masculino.




1 comentario:

  1. PAZ.Les escribo desde el Carmelo de Madrid en la Provincia de Castilla, cuna del Carmelo Teresiano, para felicitarles por este blog he invitarles al mio, de poesía y oración en la Espiritualidad del Carmelo:
    http://dejaosamar2.blogspot.com
    Un abrazo en Cristo

    ResponderEliminar