29 oct. 2008

SAN JUAN DE LA CRUZ
DOCTOR DE LA IGLESIA

Todo santo es como un faro que alumbra en cualquier parte y en toda época. Pues su luz viene de Dios y Dios es eterno. San Juan de la Cruz nace en Fontiveros, España, en 1542.
Estudia filosofía y teología en la Universidad de Salamanca (1564-1568). Bajo la inspiración de Santa Teresa de Jesús funda la Nueva Familia del Carmelo. Muere en Ubeda el 14 de diciembre de 1591, a la edad de 49 años.

Sus obras son: el Cántico Espiritual, Subida del Monte Carmelo, Llama de amor viva, Noche oscura, Poesías, Escritos cortos y Cartas. La fuente de sus escritos son la Sagrada Escritura, su experiencia personal y la cultura personal que poseía. En dónde te escondiste, Amado, y me dejaste con gemido? Como el ciervo huiste, habiéndome herido; salí tras ti clamando, y eras ido.

El mundo vive un momento muy triste donde los enfrentamientos, divisiones , guerras, la muerte … son la muestra donde el amor no se encuentra. Se vive como si Dios no existiera. Entonces la figura de San Juan de la Cruz, “El místico de Dios” hace falta para que renazca el amor entre los hermanos. Pues todos estamos hechos para amar y ser amados.

“¡Oh, dulcísimo amor de Dios mal conocido! El que halló sus venas descansó”

La doctrina de San Juan se resume en el amor del sufrimiento y el completo abandono del alma en Dios. Ello le hizo muy duro consigo mismo; en cambio, con los otros era bueno, amable y condescendiente. Por otra parte, el santo no ignoraba ni temía las cosas materiales, puesto que dijo: \"Las cosas naturales son siempre hermosas; son como las migajas de la mesa del Señor.\" “La salud del alma es el amor de Dios”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario